Covid-19 Responses for Equity (CORE) ya ha cerrado. El sitio ya no se actualiza.
FOTO: César Parra, archivo WIEGO
Aprendiendo

Informe de investigación para políticas y prácticas

Por qué la recuperación de Covid-19 debe ser sensible al género

Ana Carolina Ogando
Investigador asociado | Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando (WIEGO)
Ghida Ismail
Especialista en Estudios Covid-19 | Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando (WIEGO)
Gountiéni Lankoandé
Investigador y Director Ejecutivo | Groupe de Recherche et d'Analyse Appliquées pour le Développement (GRAAD)
Ian Heffernan
Profesor Asistente y Director de Investigación | Escuela Africana de Economía (ASE)
marcela valdivia
Oficial de investigación | Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando (WIEGO)
Paquete Nomancotsho
Gerente de investigación | Centro de Estudios de la Violencia y la Reconciliación
Pranita Achyut
Director | Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer (ICRW)
Valeria Esquivel
Especialista en Políticas de Empleo y Género | Organización Internacional del Trabajo (OIT)

Prefacio

La crisis de Covid-19 es diferente de las crisis anteriores y ha afectado más a las mujeres y las comunidades de minorías de género. A nivel mundial, las mujeres perdieron 46 millones de puestos de trabajo, mientras que los hombres perdieron 57 millones en 2020. En términos porcentuales, las pérdidas de puestos de trabajo fueron mayores para las mujeres, con un 3,6 % en comparación con el 2,9 % de los hombres. El empleo se ha recuperado tanto para mujeres como para hombres durante 2021, pero a un ritmo más lento para las mujeres. La última proyección de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indica que ni mujeres ni hombres han recuperado sus niveles de empleo de 2019. El total de empleos para mujeres fue aproximadamente 19 millones menos en 2021 que en 2019, mientras que esta cifra fue de 10,2 millones para hombres (OIT, 2022). Las pérdidas de empleo han resultado en inactividad económica (la retirada del mercado laboral) mucho más que en desempleo, particularmente para las mujeres jóvenes (OIT, 2020).

Hay fundamentalmente tres razones detrás de estos impactos diferenciados por género. En primer lugar, el empleo de las mujeres predomina en los sectores gravemente afectados por la crisis, desde las trabajadoras domésticas hasta el comercio mayorista y minorista, los servicios de alojamiento y alimentación, y algunos segmentos de la manufactura que requieren mucha mano de obra, como la confección. En segundo lugar, más allá del sector en el que trabajan, las mujeres están sobrerrepresentadas en el empleo informal o eventual, lo que las hace más baratas y fáciles de despedir o en riesgo de perder sus medios de vida. La informalidad también ha dejado a las mujeres fuera del radar de las políticas del mercado laboral, ya que no son elegibles para los beneficios del seguro de desempleo o los subsidios para la conservación del empleo. En tercer lugar, medidas como el cierre de escuelas o restricciones a la movilidad exacerbaron las demandas de cuidados dentro de los hogares que en su mayoría estaban a cargo de las mujeres, lo que obligó a algunas mujeres a extender sus horas remuneradas y no remuneradas a niveles insostenibles, reducir las horas de trabajo remunerado o abandonar el empleo por completo. (OIT, 2021).

trabajadora domestica de la ciudad de mexico. FOTO: César Parra, archivo WIEGO

Los estudios incluidos en este Informe de Investigación para Políticas y Prácticas respaldado por el Programa de Respuestas para la Equidad de Covid-19 (CORE) del IDRC brindan evidencia sólida sobre estos impactos y los caminos a seguir. El estudio de Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando (WIEGO) proporciona evidencia sobre las trabajadoras informales, ya sean trabajadoras domésticas, trabajadoras a domicilio, recicladoras o vendedoras ambulantes, lo que indica que la recuperación del impacto económico nocivo está lejos de ser completa. El proyecto de investigación REBUILD, del Centro Internacional para la Investigación sobre la Mujer (ICRW) Asia, brinda información sobre las experiencias de los trabajadores domésticos y los vendedores ambulantes en Nueva Delhi. Finalmente, el estudio de la African School of Economics (ASE) se centra en el efecto de las políticas de contención del Covid-19 en Benin, Burkina Faso y Sudáfrica, revelando diferencias significativas entre los tres países, en particular en sus efectos sobre la violencia de género. Con base en estos diagnósticos, los tres estudios exigen políticas sensibles al género que se centren en: proteger los medios de subsistencia de las trabajadoras informales; contrarrestar la inseguridad alimentaria; proporcionando acceso a la protección social a largo plazo, y proporcionando a las organizaciones de trabajadores informales las vías de representación en los procesos clave de toma de decisiones y establecimiento de normas.

Valeria Esquivel
Especialista en Políticas de Empleo y Género, OIT

Referencias

OIT (2022) Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: Tendencias 2022, Informe, Ginebra: Organización Internacional del Trabajo (consultado el 10/02/2022)

OIT (2021) Una recuperación desigual y desigual de género de Covid-19: Actualización sobre las tendencias de género y empleo 2021, Policy Brief, Ginebra: Organización Internacional del Trabajo (consultado el 02/10/2022)

OIT (2020) Una recuperación del empleo sensible al género: una reconstrucción más justa, Policy Brief, Ginebra: Organización Internacional del Trabajo (consultado el 02/10/2022)

Covid-19 e impactos en las trabajadoras informales

La mayoría (61 por ciento) de la mano de obra mundial tiene un empleo informal. En muchos países en desarrollo, es especialmente probable que las mujeres estén empleadas de manera informal y se encuentran con mayor frecuencia en las formas de empleo más vulnerables con ingresos más bajos en comparación con los hombres. Una nueva investigación destaca cómo la pandemia de Covid-19 ha exacerbado las condiciones laborales precarias de las trabajadoras informales.

Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando (WIEGO) Covid-19 Crisis and the Informal Economy Study se basa en los resultados de un estudio longitudinal de métodos mixtos de 1982 trabajadores informales de cuatro sectores principales: trabajadores domésticos, trabajadores a domicilio, recicladores y vendedores ambulantes, en 12 ciudades. Las mujeres sintieron de manera desproporcionada los impactos adversos de la pandemia como resultado de la intersección de las restricciones a nivel de la ciudad, las condiciones de trabajo, incluido el lugar de trabajo y la situación en el empleo, y las normas y expectativas de género.

  • Los trabajadores a domicilio, predominantemente mujeres, fueron los más afectados de los cuatro sectores. A mediados de 2021, apenas habían recuperado el dos por ciento de los ingresos medios previos a la pandemia. Las cadenas de suministro locales y globales rotas como resultado de la pandemia impactaron negativamente en la demanda de los bienes y servicios que producían, lo que limitó su capacidad para asegurar los medios de subsistencia.
  • Los trabajadores domésticos, predominantemente mujeres, mostraron los mayores signos de recuperación a mediados de 2021. Sin embargo, el 22 % de los que trabajaban activamente a mediados de 2021 aún ganaban menos de las tres cuartas partes de los ingresos previos a la pandemia y el 16 % aún no podía trabajar. Los trabajadores domésticos informaron que la pandemia agravó las relaciones laborales de explotación, los problemas de salud y seguridad ocupacional y las tensiones de salud mental.
  • Entre los recicladores y vendedores ambulantes, las repercusiones económicas adversas de la pandemia a menudo fueron más pronunciadas para las mujeres en comparación con sus contrapartes masculinas. Las mujeres recicladoras tenían más probabilidades de faltar al trabajo durante dos meses o más y también tenían más probabilidades de informar una mayor competencia, una mayor dificultad para acceder a los desechos y una mayor exposición a trabajos más pesados como resultado de la pandemia. Las vendedoras ambulantes eran más propensas que sus homólogos masculinos a informar que su falta de capital, que era más aguda que la de los hombres incluso antes de la pandemia, limitaba su capacidad para trabajar.
  • Más de un tercio de las mujeres (35 por ciento) y menos de una cuarta parte de los hombres (22 por ciento) informaron que el aumento del trabajo de cuidados no remunerado, como resultado del cierre de guarderías y escuelas durante la pandemia, les impidió trabajar o redujo sus horas de trabajo. . Las mujeres que reportaron un aumento en el trabajo de cuidados no remunerado tienen más dificultades para trabajar la misma cantidad de días y horas que antes de la pandemia en comparación con otros trabajadores.

Las respuestas de los gobiernos nacionales y locales a la pandemia deben abordar las circunstancias y necesidades específicas de las trabajadoras informales. El conocimiento y la capacidad de las organizaciones de trabajadores basadas en membresía (OBM) para llegar a los trabajadores informales han sido centrales en sus iniciativas de ayuda mutua y estrategias de presentación de reclamos durante la pandemia y ofrecen lecciones importantes para los gobiernos. Considerar a las OBM como socios esenciales podría garantizar que las medidas de socorro y recuperación se dirijan de manera eficiente a las mujeres y a los grupos de trabajadores más vulnerables.

Recomendaciones de políticas sensibles al género incluir:
demandas inmediatas

  • Apoyo para recuperar y mejorar los medios de vida existentes a través de préstamos sin interés o con bajo interés, subvenciones, capital comercial, moratorias en permisos y tarifas. Los trabajadores también han abogado por cuotas de adquisición para los servicios de los trabajadores informales.

Demandas de larga data

  • Acceso a la protección social a largo plazo, incluidas inversiones ambiciosas hacia la protección social universal y servicios públicos accesibles y de calidad, incluida la atención médica, el cuidado de niños y personas mayores. Las instalaciones de cuidado infantil de calidad cerca de los lugares de trabajo, que deben adaptarse a los horarios prolongados e irregulares de los trabajadores, pueden apoyar el tiempo de las mujeres para el trabajo remunerado y garantizar un mejor cuidado de los niños.
  • Implementación de políticas urbanas favorables, incluido el reconocimiento de las contribuciones de los trabajadores informales a las ciudades y las economías locales. El apoyo de los gobiernos locales debe incluir el acceso y el derecho al trabajo en espacios públicos, infraestructura de trabajo segura y decente, equipo de protección personal y la despenalización de los trabajadores informales y sus actividades de subsistencia. Los lugares de trabajo con instalaciones adecuadas de agua, saneamiento e higiene pueden garantizar la seguridad física y de subsistencia de las mujeres.
  • La representación en los procesos clave de toma de decisiones y establecimiento de reglas que pone las necesidades y soluciones de las trabajadoras informales en el centro puede ayudar a construir resiliencia para enfrentar futuras crisis.

Para frenar la creciente brecha de pobreza de género y las desigualdades de género, los gobiernos deben reconocer el papel crucial que desempeña la economía informal en la construcción de una recuperación justa e inclusiva.

Ana Carolina Ogando
Investigador asociado del estudio Covid-19, WIEGO
Ghida Ismail
Especialista en estudios de Covid-19, WIEGO
marcela valdivia
Oficial de estudios de Covid-19, WIEGO

Lectura adicional

Chen, M. et al. (2021) Covid-19 y trabajo informal: caminos distintos de impacto y recuperación en 11 ciudades alrededor del mundo, Documento de trabajo n.º 42 de WIEGO, Manchester: WIEGO

OIT (2018) Mujeres y hombres en la economía informal: un panorama estadístico. Tercera edición, Ginebra: Organización Internacional del Trabajo

Ogando, A; Rogan, M. y Moussié, R. (2021) Impactos de la pandemia de Covid-19 y el trabajo de cuidados no remunerado en los medios de subsistencia de los trabajadores informales, Revista Internacional del Trabajo, manuscrito de autor aceptado

Caña, SO; Rogan, M.; Graspa, E.; Ismail, G. y Valdivia, M. (2021) La crisis está lejos de terminar para los trabajadores informales: necesitamos una recuperación inclusiva para la mayoría de la fuerza laboral mundial, WIEGO Policy Insights No. 8, Manchester: WIEGO

WIEGO (2021) No hay recuperación sin trabajadores informales Recuperación de la covid y reformas posteriores a la covid: demandas de las organizaciones de trabajadores informales, Mánchester: WIEGO

La pandemia y la vida de las mujeres en la economía informal

La pandemia de Covid-19 ha provocado una crisis socioeconómica sin precedentes en la India. La situación ha significado que las respuestas de salud para controlar la pandemia han tenido prioridad sobre los medios de vida. Pero en un país donde la economía informal es grande, las pérdidas económicas han hecho que estos trabajadores sean más vulnerables. El impacto ha sido particularmente devastador para las mujeres en la economía informal (más de dos tercios de la fuerza laboral femenina urbana). La investigación existente sugiere que tal shock económico tiene profundas implicaciones para las mujeres no solo en los dominios de ingresos y empleo, sino también en la propiedad y el control de los activos, el trabajo no remunerado, la toma de decisiones y el acceso a los diversos recursos necesarios para el bienestar (seguridad alimentaria, vivienda) y autonomía.

Sobre la base de estos primeros conocimientos, el Centro Internacional para la Investigación sobre la Mujer (ICRW) Asia está llevando a cabo un proyecto de investigación para evaluar el impacto de las respuestas políticas de Covid-19 en la economía informal urbana en India que tiene como objetivo hacer una contribución significativa para comprender las experiencias de las mujeres trabajadoras. . El proyecto busca identificar las áreas cruciales de vulnerabilidad para las mujeres trabajadoras debido a la pandemia (incluido el impacto en los medios de vida, el acceso a la atención médica y la experiencia de la violencia) y las estrategias de resiliencia adoptadas por ellas para hacer frente a los desafíos. Está utilizando enfoques variados que incluyen un estudio de alcance; análisis de políticas (evaluando la sensibilidad de género), y un diseño de métodos mixtos secuenciales con una encuesta a nivel individual con 1400 trabajadoras y un estudio cualitativo con trabajadoras y expertas en la materia. La investigación se centra en los trabajadores domésticos y vendedores ambulantes en la Región de la Capital Nacional (NCR): dos ocupaciones que conforman una gran parte de la economía informal urbana. Las mujeres en estas ocupaciones a menudo son migrantes con trabajos precarios y bajos ingresos, que viven en asentamientos informales dentro de la ciudad, sin ciudadanía cívica, y han sido marginadas aún más debido a la pandemia.

Desafíos económicos y de salud que enfrentan los vendedores ambulantes y domésticos
trabajadores en Delhi. FUENTE: Mujeres en trabajo informal urbano y Covid-19 en India: un informe de alcance de REBUILD, ICRW (2022)

Nuestros hallazgos a continuación presentan algunos de los problemas clave que afectan a las trabajadoras informales.

  • Las trabajadoras denunciaron la pérdida de empleos y salarios, el agotamiento de los ahorros, la inseguridad alimentaria y aumentos masivos de los préstamos para superar las pérdidas.
  • El acceso a los servicios de salud reproductiva, en particular los servicios relacionados con el parto y el aborto, se vio gravemente afectado debido a las restricciones de movilidad y el desvío de los trabajadores de la salud para el manejo de la COVID-19. Gran parte de la población dependía de trabajadores de la salud sobrecargados de trabajo para difundir la atención de la salud de las mujeres sobre el terreno.
  • Si bien las mujeres hablaron sobre la violencia doméstica como algo normalizado y regular en sus vidas, hubo un aumento de la violencia durante la pandemia. Además, las restricciones de movilidad, la falta de sistemas de apoyo y la priorización de la respuesta a la COVID-19 inhibieron aún más el acceso a los servicios de violencia basada en género.
  • La carga de cuidados no remunerados de las mujeres aumentó considerablemente debido al cierre de escuelas, una mayor carga de cuidar a los enfermos y ancianos en el hogar y, en general, mayores demandas domésticas.
  • El aumento de los episodios de violencia doméstica, la creciente soledad por el encierro social, la participación desproporcionada del trabajo doméstico y la mínima interacción con la red de apoyo social agravaron la turbulencia psicológica entre las mujeres trabajadoras.
  • Si bien las mujeres enfrentaban desafíos en diferentes ámbitos, la respuesta política se centró principalmente en garantizar la seguridad alimentaria. Además, el acceso a raciones gratuitas a través de cupones electrónicos requería acceso a teléfonos inteligentes que muchos no tenían y, por lo tanto, las raciones gratuitas no siempre podían llegar a las poblaciones previstas. Las transferencias de efectivo, debido a las brechas preexistentes en la cobertura de los esquemas y la gravedad de las dificultades económicas causadas por la pandemia, no tuvieron el efecto deseado. Dicho esto, entre todas las medidas de socorro y recuperación anunciadas, la seguridad alimentaria seguía siendo importante para los pobres de las zonas urbanas.

Estos hallazgos resaltan la necesidad no solo de minimizar la propagación de la pandemia, sino también de proteger los medios de vida de las trabajadoras informales, contrarrestar la inseguridad alimentaria y permitir el acceso a una atención médica de calidad. Esto podría incluir mayores esfuerzos para crear opciones de medios de vida formales para las mujeres trabajadoras y proporcionar mecanismos de protección social para su rehabilitación económica y bienestar general.

Pranita Achyut
Director, CIRW

Lectura adicional 

Bussolo, M.; Kotia, A. y Sharma, S. (2021) Trabajadores en riesgo: Evidencia de datos de panel sobre la crisis del mercado laboral de Covid-19 en India, El Banco Mundial

Deshpande, A. (2020) La pandemia de Covid-19 y el confinamiento: primeros efectos sobre las brechas de género en el empleo y el trabajo doméstico en la India, Documento de trabajo 30, Departamento de Economía, Universidad de Ashoka

ICRW (nd) RECONSTRUIR: Covid-19 y mujeres en la economía informal en Kenia, Uganda e India, Washington DC: Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer

Shekar, KC y Mansoor, K. (2020) Covid-19: Impacto del confinamiento en el sector informal de la India, Practica Conectar

Impacto socioeconómico de Covid-19 en las economías africanas, la cohesión social y la gobernanza: evidencia de Benin, Burkina Faso y Sudáfrica

Las desigualdades de género, de ingresos y de otro tipo prevalecen entre los diferentes grupos minoritarios de nuestras sociedades, y el impacto pandémico de la COVID-19 ha exacerbado aún más las disparidades existentes. Este informe presenta los resultados preliminares de una nueva investigación sobre el efecto de las políticas de contención de Covid-19 con un enfoque en el género y la orientación sexual en tres países africanos: Benin, Burkina Faso y Sudáfrica.

El estudio de la Escuela Africana de Economía (ASE) utiliza métodos mixtos (encuestas y entrevistas a nivel nacional) para evaluar los niveles de vulnerabilidad causados por la pandemia en los miembros de la comunidad marginados, con un enfoque en la violencia sexual y de género (SGBV). Los hallazgos clave hasta la fecha muestran:

  • En Benin, no encontramos ningún efecto de las órdenes de quedarse en casa sobre la violencia de pareja íntima. Sin embargo, encontramos un aumento en la violencia de pareja íntima en los hogares que experimentaron una reducción de ingresos debido a Covid-19.
  • En Burkina Faso, un análisis del sector informal reveló que las medidas de contención provocaron un aumento de la desigualdad económica entre hombres y mujeres. El análisis también revela que las organizaciones dirigidas por mujeres tenían menos probabilidades de utilizar los despidos como medio para hacer frente a la pérdida de ingresos debido a la pandemia.
  • En Sudáfrica, las órdenes de confinamiento afectaron negativamente y de manera desproporcionada a la comunidad LGBTIQ. El efecto negativo surgió como resultado de la discriminación y la consiguiente desconfianza en el sistema de justicia penal.

En Sudáfrica, el Covid-19 ha exacerbado la vulnerabilidad de las personas LGBTIQ y ha limitado el acceso a servicios como la policía y los servicios de apoyo psicosocial, particularmente en Alexandra. Lo que revelan las entrevistas recogidas durante la pandemia es que:

  • En Sudáfrica, las instituciones de apoyo de emergencia no pudieron responder a las personas que sufrían el desplazamiento familiar por diferentes motivos, incluidos los prejuicios basados en la orientación sexual. Según la red de activistas LGBTIQ Sizonqoba en Alexandra, sus miembros 'navegaban en el sofá' entre pares cuando se veían obligados a abandonar sus hogares debido a los prejuicios.
  • Los refugios para sobrevivientes de VSG están principalmente orientados a atender a mujeres 'heterosexuales' y requieren que los solicitantes hayan presentado una denuncia penal como condición previa para la admisión. Esto presenta una barrera significativa para las víctimas LGBTIQ que se ven disuadidas de denunciar a la policía debido a los altos niveles de prejuicio que enfrentan, particularmente cuando denuncian casos de VSG.

 

“Fomentar el emprendimiento femenino puede ayudar a reducir los efectos negativos en el empleo de futuras crisis”

En Benin y Burkina Faso, la investigación proporciona una idea de cómo la pandemia, a través de su efecto en la economía y las políticas implementadas para contenerla, afectó a los hogares y las empresas. En Benin, los resultados de una encuesta a nivel nacional sugieren que las políticas utilizadas para contener la propagación del virus no tuvieron un efecto directo sobre la violencia de pareja. Sin embargo, los hogares que se vieron económicamente afectados negativamente experimentaron un aumento en la violencia de pareja íntima. Los resultados sugieren que las políticas que alivian las restricciones financieras de los hogares pueden tener el beneficio adicional de prevenir la violencia de pareja.

En Burkina Faso, un análisis en profundidad de los datos cualitativos y cuantitativos recopilados entre los agentes económicos del sector informal muestra que la prohibición del transporte público, el cierre de mercados y los toques de queda son las tres principales medidas públicas adoptadas para evitar la propagación del Covid-19. 19 que han tenido el mayor impacto negativo en las actividades económicas de los negocios informales. En Burkina Faso, el 90 por ciento de la fuerza laboral trabaja en el sector informal. El análisis reveló un mayor nivel de desigualdades entre hombres, mujeres y jóvenes. En términos de rotación, los resultados también revelaron un mayor impacto negativo para los hombres en comparación con las mujeres. Además, este impacto negativo ha afectado más a los jóvenes que a los adultos. Sin embargo, las empresas dirigidas por mujeres fueron las menos propensas a utilizar los despidos como estrategia para adaptarse a la crisis. Las empresas dirigidas por hombres fueron, por lo tanto, las que más contribuyeron al aumento del desempleo. Los resultados sugieren que alentar el espíritu empresarial femenino puede ayudar a reducir los efectos negativos en el empleo de futuras crisis.

El análisis en los tres países indica que el sexo biológico y la orientación sexual interactúan con la pandemia y las políticas públicas de manera compleja. En Sudáfrica vemos que el sistema existente era inadecuado para satisfacer las necesidades de la comunidad LGBTIQ. En Benín, el impacto económico negativo de la COVID-19 aumentó la violencia de pareja. Finalmente, en Burkina Faso encontramos que las organizaciones lideradas por mujeres respondieron al impacto negativo de los ingresos de manera más compasiva despidiendo a menos trabajadores que las organizaciones lideradas por hombres.

Paquete Nomancotsho
Responsable de Investigación del Centro de Estudios de la Violencia y la Reconciliación

Gountiéni D. Lankoandé
Investigador y Director Ejecutivo GRAAD

Ian Heffernan
Profesor Asistente y Director de Investigación de la Escuela Africana de Economía

Lectura adicional 

Heffernan, I. (2021) Desarrollo de políticas macroeconómicas en Benin, COVID-19 Macroeconomic Policy Response in Africa 10, Johannesburgo: Instituto Sudafricano de Asuntos Internacionales

Banco Mundial (2019) Creación de mercados en Burkina Faso: hacer crecer el sector privado de Burkina Faso y aprovecharlo para impulsar la resiliencia económica, Diagnóstico del sector privado del país, Washington DC: Grupo del Banco Mundial

Cuota
Citar esta publicación
Esquivel, V.; Ogando, AC; Ismail, G.; Valdivia, M.; Achyut, P.; Pakade, N.; Lankoandé, GD y Heffernan, I. (2022) Por qué la recuperación de Covid-19 debe ser sensible al género, Respuestas de Covid-19 para la equidad (CORE) Informe de investigación para políticas y prácticas, Brighton: Instituto de Estudios de Desarrollo, DOI: 10.19088/CORE .2022.001